jueves, 18 de mayo de 2017

Vieron, LOS SERES DE LUZ EXISTEN,no abundan, pero existen




El profesor y el alumno que ahora son "padre e hijo"

El caso curioso de un profesor de computación que adoptó a su alumno de 5 años en Córdoba y se transformaron en padre e hijo.

Los protagonistas de esta conmovedora historia son Javier Castellanos y “Gabrielito”. Javier nació en Córdoba y se fue a estudiar a España, luego se cansó y decidió regresar y comprar un terreno en un pueblito llamado Los Algarrobos donde construyó su nueva casa.

Javier conoció la existencia de una escuela que no tenía los mejores niveles de educación. Tenía personal único es decir tenía una sola maestra, quien también es la directora de la institución, tenían un aula en la que estudiaban los 16 chicos de diferentes grados. El estado ayudo a la institución con computadoras pero nadie sabía usarlas, así que Javier, en un acto de solidaridad decidió integrarse a la escuela para ayudar a los niños a usar las computadoras sin cobrar. Fue ahí donde conoció a “Gabrielito”.

Cuenta Javier que cuando conoció a Gabriel tenía 5 años y estaba empezando el jardín. Vivía con su abuela Adela porque sus padres eran analfabetos y tenían problemas de alcohol, para Adela, Gabrielito era su tesoro, lo amaba más que a nada, ellos vivían en las montañas, la abuela también era analfabeta y quería darle a Gabriel la posibilidad de aprender a leer y escribir. Por eso, cuando tuvo la edad suficiente se fueron a vivir más cerca de la sociedad a una casita sin luz, sin agua y con suelo de tierra.

Gabriel y Javier comenzaron a entablar una relación muy afectiva, se visitaban, Javier le hacía regalos de cumpleaños porque no le habían celebrado nunca uno.

Los tres tenían un lindo vínculo hasta que Adela se enfermó de cáncer y tuvo que trasladarse a Córdoba a realizarse los tratamientos necesarios. Tiempo después volvió a Los Algarrobos pero no pudo hacerse cargo de Gabriel así que se quedó al cuidado de Javier y Adela se fue a vivir a un geriátrico donde poco tiempo después falleció

Javier pensó que habría muchas familias que se ofrecerían para adoptar a Gabriel pero ninguna se ofreció. Por eso el “profe” decidió pedir la tenencia del niño. Le dieron primero dos años y luego un año más, porque se dieron cuenta todo lo que había mejorado Gabriel luego de haber conocido a su profesor. Gabriel comenzó a tener relación con la familia de Javier.

Javier lo llevaba a visitar a sus padres biológicos para que no pierda el vínculo. El tiempo de guarda se estaba terminando y Javier comenzó a preocuparse, sería otra pérdida importante para su vida, decía. El juez debía decidir que iba a hacer con el menor. Los padres biológicos estuvieron de acuerdo con que se quede con Javier y el niño no quería saber nada con irse con otra familia.

El juez consideró que Javier Castellano era para el nene un referente afectivo, que tenían una relación similar a la de un padre y un hijo, que estaba integrado a su familia y que separarlo de él para darlo en adopción iba a significar para Gabriel un "dolor irremediable". El 27 de marzo, finalmente, le dio a Javier la guarda preadoptiva del niño, que ya tiene 11 años.


lunes, 8 de mayo de 2017

Ama mas y condena menos


La mayoría de las personas tenemos un serio problema de auto engaño, juzgamos a los demás por sus actos y a nosotros por nuestras intenciones; por lo mismo justificamos en nuestra persona las mismas acciones que criticamos en los demás. Lo que en alguien más es un acto corrupto, en nosotros es “cómo funciona el sistema”. Los demás son unos delincuentes de cuello blanco, pero en nosotros está justificado “porque todos lo hacen”. En ellos es su naturaleza malvada y en uno, la única alternativa para operar. Los vicios y adicciones que en otros son parte de su naturaleza pervertida, en nuestra vida son simples debilidades, naturaleza humana. Si en ellos es una forma de vida pecaminosa en nosotros son resbalones. Ellos y ellas son adúlteros, pero nosotros simplemente estamos luchando por nuestro derecho a ser felices.[Qué fácil y goloso es ver la paja en el ojo ajeno y qué difícil ver la viga en el nuestro.] Es urgente reconocer que lo que nuestra sociedad requiere es dejar de criticar a los demás y empezar a cambiar nosotros. Quizás algunos pensemos que nuestras faltas no son de la magnitud de las de los poderosos, pero tal vez la única diferencia radica en el nivel de poder que poseemos. Quien es falto de carácter en lo poco, seguramente también lo será en lo mucho y quien se atreve a ser fiel en cada pequeño detalle será más fuerte para mantener su integridad ante las grandes tentaciones.Si nuestra vida fuera expuesta públicamente, ¿de qué nos avergonzaríamos?, ¿qué actos anhelaríamos que fueran borrados?, ¿cuándo fue que realizamos nuestro último acto incongruente?, ¿cuántas acciones nuestras podrían ponerse como buen ejemplo ante los demás y ante las nuevas generaciones?, ¿cuáles serían una terrible referencia?Todos tenemos mucho que trabajar en nuestra integridad. Mi intención no es crearnos condenación, sino conciencia. Pretendo hacer y hacerme un llamado a retomar la gran oportunidad de vivir con la paz que produce de no tener actos que nos persigan y atormenten.Tal vez parte de la solución a nuestra tendencia al auto engaño es que tanto en privado, como cuando conversamos en público, basemos nuestras reflexiones y charlas en mirar menos a través de las ventanas y poner más atención en los espejos.

domingo, 30 de abril de 2017

¡SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS!

La deuda de la prostituta.
Es agosto, en una pequeña ciudad de la costa, en plena temporada; cae una lluvia torrencial y hace varios días que la ciudad parece desierta. Hace tiempo que la crisis viene azotando este lugar, todos tienen deudas y viven a base de créditos.
Por fortuna, llega un millonario, forrado de dinero y entra en el único pequeño hotel del lugar. Pide una habitación. Pone un billete de 100 euros en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones. El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Éste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos. Al momento éste sale corriendo para pagar lo que le debe al molino proveedor de alimentos para animales. El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, la prostituta a la que hace tiempo que no le paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito. La prostituta con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel. En este momento baja el millonario, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va. Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!!!
MORALEJA: ¡SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS!

viernes, 28 de abril de 2017

Aprender


Aprender

Añade el hombre conocimientos a conocimientos: nunca el saber es bastante. Si tanto es uno más hombre cuanto más sabe, el más noble empleo será el aprender. Padre Baltasar Gracián y Morales 

Aprendamos a “perder” la vida por Cristo, según la lógica del don, del sacrificio. Con Cristo no perdemos nada. SS. Francisco
Aprender a ver es el aprendizaje más largo en todas las artes. Edmund de Goncourt
Cuando el hombre aprenda sobre sí mismo habrá aprendido sobre el universo. Murphy
De un gran hombre hay siempre algo que aprender aunque esté callado. Lucio Anneo Séneca
Debes aprender mientras dure tu ignorancia; si creemos al dicho, mientras dure tu vida. Lucio Anneo Séneca
El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe. Aristóteles
"Es necesario aprender lo que necesitamos y no únicamente lo que queremos." Paulo Coelho
El joven debe aprender. El viejo, aprovechar lo aprendido. Lucio Anneo Séneca
El que aprende y aprende y no practica lo que aprende, es como el que ara y ara y nunca siembra. Platon
El único error verdadero es aquel con el que nada se aprende. John Powell
En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.  Robert Lee Frost
En las profundidades del invierno aprendí por fin que dentro de mí hay un verano invencible. Albert Camus
Es mejor que aprender mucho el aprender cosas buenas. José Hernández 
Hay cosas que para saberlas no basta haberlas aprendido. Lucio Anneo Séneca
He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Gabriel García Márquez
Hay que aprender a escuchar a Dios que tiene sus modos y sus tiempos que muchas veces no son los nuestros. Monjas Dominicas de Orihuela
Lo maravilloso de aprender algo es que nadie puede arrebatárnoslo. B.B.King
Lo que aprendemos a hacer lo aprendemos haciendo. Aristóteles
Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida. Lucio Anneo Séneca
Lo que tenemos que aprender lo aprendemos haciendo. Aristóteles
Los tontos no aprenden por la lógica, sino por las malas experiencias. Demócrito
Algunas personas nunca aprenden nada, porque todo lo comprenden demasiado pronto. Alexander Pope
Nada se aprende sin un poco de trabajo. Santa Teresa de Jesús
Nunca he encontrado a una persona de la que no tuviera nada que aprender. A. de Vigny
Personalmente estoy siempre dispuesto a aprender, aunque no siempre me
gusta que me den lecciones. Sir Winston Churchill
Primero el hombre aprende en la vida a andar y a hablar. Más tarde, a sentarse tranquilo y mantener la boca cerrada. Shirley MacLaine 
Podemos aprender que el mismo Dios que manda la tormenta trae también la paz. Dios no deja de ser Dios ni en la guerra ni en la paz, ni en la tribulación ni en el consuelo, ni en la confusión ni en la claridad. Fr. Nelson Medina F., O.P
Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos. Proverbio Romano
Todo ser humano que encuentro es superior a mí en alguna cosa. Por eso aprendo siempre algo de él. Ralph Waldo Emerson.
Todos los hombres que conozco son superiores a mí en algún sentido. En ese sentido aprendo de ellos. Ralph W. Emerson
Si aprendemos a hacer las cosas bien la primera vez, sucederán dos cosas: trabajaremos menos y complaceremos a quien servimos. Roger Patrón Luján  
¡Si fuéramos capaces de aprender la absoluta simplicidad de permitirle a Dios hacer lo imposible! Ian Thomas
Siempre serás capaz de aprender, si continúas siendo un niño. Bhagwan Shree Raajneesh
Todos los hombres que conozco son superiores a mí en algún sentido. En ese sentido aprendo de ellos. Ralph Emerson
Un hombre no aprende a comprender nada a no ser que lo ame. Johann Wolfgang von Goethe
Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre.Mohandas Karamchand Gandhi



lunes, 24 de abril de 2017

Mujer



 Eres fuego y pasión
Manantial de agua pura y clara,
Que mitigas la sed;
Del corazón, cuerpo y alma.
Eres una gladiadora
Brava valiente y con tesón,
Que hasta al diablo retas;
Si te humillan y ofenden, o quebrantan tu honor.
Eres lista e inteligente
Emprendedora y luchadora nata,
Que con sacrificio y esfuerzo;
A la vida le ganas batallas.
Por el mero hecho de ser mujer
La historia no te ha tratado bien,
Cuando muchos hombres de altos vuelos;
Quisieran ser como tú: MUJER.
Ser madre, esposa y trabajadora
No es tarea fácil,
Ya es hora de que la sociedad;
Reconozca tu coraje.
Amas con intensidad
Si eres correspondida,
Y por fuertes que soplen los vientos;
Tú los amainas con ternura, besos y caricias.

miércoles, 12 de abril de 2017

AGRADECIDO





Creo que una de las cosas más importantes en la vida es ser agradecido.


Por más que tengamos problemas de solución incierta o que no podamos lograr algunos sueños que deseamos mucho. El agradecimiento es una manera de ver el vaso medio lleno, y de tener una actitud que nos permite estar permanentemente abiertos a recibir aún más.


Siempre hay razones para agradecer. En lo personal, trato de enfocarme en todo lo bueno que esta vida me ha dado – la posibilidad de estudiar, de tener una familia, de gozar de salud, de estar rodeado de gente que me quiere, de comer a diario… Si lo pensamos bien, la lista puede ser prácticamente interminable.


Claro que me faltan cosas, más que a algunas personas, menos que a otras. No tengo todo lo que desearía. De lo que carezco, intento alcanzar lo posible (y algunas cosas menos posibles también), y entiendo que no hay manera de tener absolutamente todo. Lo que carecemos muchas veces nos muestra caminos para superarnos, para esforzarnos más, para aprender de nosotros mismos, para aceptar lo que no podemos cambiar y para, nuevamente, agradecer por todas las bendiciones con que nos han colmado.


Tienes mucho más de lo que crees, y probablemente, mucho más de lo que necesitas para ser feliz. Sólo es preciso que, por un instante, te conectes con eso internamente, y agradezcas porque está presente en tu vida.


¿Qué vas a agradecer el día de hoy?