viernes, 26 de noviembre de 2010

Albert Einstein


Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.
¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.
Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.
Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.